@elvis_ente

14 octubre, 2006

Forjador del Pensamiento Nacional


Link
Noticia de la muerte de Frigerio

"La escala humana, por primera vez, será para todos la medida de las cosas.
La lucha por el Desarrollo supone también una estética, iluminada por la ideación de lo que vendrá, como promesa y como inspiración del esfuerzo que lo hace piosible"

Rogelio Frigerio


Hace algunos días murió el Compañero Rogelio Frigerio. Uno de los dirigentes más importantes que conocí. Aunque su importancia no se basó tanto en los cargos que ocupó en el estado; (ya que éstos fueron pocos, breves y muy mal pagos) sino en su brillo personal y compromiso militante, que lo llevó a preguntarse sistemáticamente durante gran parte de su vida "Qué nos hace más Nación??".
Agradezco haber escuchado de su boca importantes definiciones sobre la República Argentina y el Peronismo que me ayudaron a crecer en la militancia.
Yo tenía 18 años en 1989 y quizás por fortuna me tocó acompañarlo todo un día en su visita a Mendoza en el marco de una gira nacional. Por aquéllos días muchos lo criticaban desde su propio partido por su búsqueda sistemática del Frente con el Justicialismo en cada parada electoral (en lugar de fortalecer al MID); pero Frigerio sostenía que el Peronismo era la columna vertebral del Movimiento Nac&Pop y que era imposible desarrollar la Nación sin el compromiso del pueblo trabajador; cuya natural expresión política era el Peronismo.
Juntos le creímos a Menem y su "Revolución Productiva y Salariazo" y juntos nos decepcionamos; él con setenta y pico y yo apenas un pibe; me quedo con su optimismo y visión positiva del hombre que mostraba un espíritu a prueba de todo, sin duda, el escudo más valioso del militante. Después supe que en el 95 apoyó a Masaccesi, pero yo ya le había perdido el rastro.
Ese concepto claramente movimentista que transmitió Rogelio Frigerio me enriqueció humana y políticamente y desde joven me liberé de preconceptos partidocráticos. Y así pude buscar a lo largo de mi vida una militancia constructiva y con sentido social.

¿Qué nos hace más Nación?
Esta pregunta, simple e inequívoca sintetiza la llave que utilizó Frigerio para que el movimiento que fundó (el Desarrollismo) tuviera unidad de concepción en todo el País. Un elemento que en el Peronismo de hoy sería muy útil.
Frigerio sostenía que un Movimiento Nacional y Popular no podía ser dogmático, ya que tanto la realidad como las necesidades de la Sociedad se modificaban permanentemente; por lo tanto sólo se podía sostener en el tiempo un pensamiento político común mediante un movimiento dialectico; más que una idea, un método Nacional y Popular de Pensamiento.
Frente a cada circunstancia y antes de cualquier desición nos preguntamos "¿Qué nos hace más Nación?" y así nunca nos equivocamos

Frigerio y el Peronismo.

Se que para muchos compañeros Frigerio es una figura controvertida por la traición de Frondizi al pacto con el Gral Perón en 1957. No justifico el hecho, pero rescato su figura porque él mismo me contó cuanto dolor le produjo esa situación en la que tenían que sortear un golpe de estado por mes para sostener como se pudiera un programa de desarrollo nacional.
Incluso él mismo tuvo que irse del gobierno que ayudó a conquistar por las presiones del partido militar en coordinación con los sectores oligárquicos.
Su pensamiento político y económico trascendieron las estructuras partidarias y el tiempo para transformarse en un verdadero referente Nac&Pop en una época donde la derecha liberal manejaba los hilos del poder.

La Revolución del Desarrollo.

El pensamiento de Frigerio es un pensamiento perenne porque está hecho con amor a la Patria, sensatez y optimismo. Para compartir el pensamiento de Rogelio transcribo extractos del capítulo XX de "Ciencia Tecnología y Futuro" (1987) donde plantea su visión de los primeros años del presente siglo.
"Los anticipos del siglo XXI están frente a nuestros ojos. Tal como ocurrió en el tránsito del Medioevo a la Edad Moderna, un cambio gigantesco sobreviene, ya está sucediendo. Se trata de una mutación cualitativa destinada a cambiar la vida del hombre. Es el tránsito a la Libertad. De la lucha por el trabajo -por alcanzarlo, preservarlo y encuadrarlo en una relación compatible con el ascensoo social y cultural de las masas- a la administración del ocio. Por primera vez desde que existe la humanidad se encuentra frente a la posibilidad de una liberación generalizada de las tareas más duras y alienantes. No estamos lejos del momento en que el despliegue de las fuerzas productivas a escala mundial permita satisfacer las necesidades básicas de todos los hombres. Alimento, vestido, habitación no serán ya bienes insuficientes. El acceso a ellos estará determinado por la sola pertenencia a la especie humana. en este punto de la historia nunca antes alcanzado, algo sustancial habrá cambiado definitivamente. No habrá ya sentido a la transgreción de las normas que rigen la convivencia para comer y para cubrirse: el delito quedará reducido al círculo -cada vez más estrecho, conforme se extienda la sistencia médica- de la patología.
La guerra, como vehículo de apropiación y provecho, dejará de tener motivación directa en las necesidades de los pueblos, quienes, en consecuencia, afianzarán la vocación de paz que se corresponde con una de sus más profundas aspiraciones. La confrontación bélica -ya excluída como enfrentamiento global entre las superpotencias- será más impopular, conforme sea más evidente que es un camino que no conduce a mejorar la condición nacional. Desde la segunda guerra mundial se han registrado, cerca de un centenar y medio de conflictos que asumieromn la forma de choques armados. Todos ellos se realizaron entre países subdesarrollados. Será posible ya dejar de vincular las condiciones de pobreza y marginalidad con la violencia y la guerra. En sentido contrario, la superación del subdesarrollo es el camino más firme hacia la paz."